miércoles, 8 de agosto de 2012

El amor no duele, el machismo sí

Nos venden que el amor tiene color de rosa y que el amor duele deliciosamente; también  que es sufrimiento, que es ciego y que es lo más importante en la vida...Cuando el amor que sentimos responde a estos patrones tan estrictos procedentes de una cultura que lo construye en función de papeles diferenciados para unas y para otros...unas adoptaremos una posición y otros adoptaran otras en el juego del enamorarse.
Lejos de presentar una perspectiva que otorgue a la mujer una posición de completa subordinación a las estructuras sociales, las ideologías patriarcales y los hombres, nosotras empuñamos nuestra autonomía en este mundo amorcéntrico, porque también podemos decidir cuándo enamorarnos, de quién, y otras tantas cosas...Pero...el machismo sigue vivito y coleando en y entre nuestras prácticas afectivas y, además, con grandes aliadas: las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación. Evidente es que todavía el campo audiovisual se sirve de los estereotipos sexistas: ejemplo de ello la cultura de las princesas y los príncipes y, a continuación de esto, producciones de Hollywood o canales televisivos exclusivos para mujeres, estos para cuando somos más mayorcitas. Y ahí, de una forma sutil, simbólica (a veces no tanto ¡eh!) nos inculcan dentro de nosotras una Carrie Bradshaw que parece representar la liberación de la mujer en todos los campos, concretamente en el afectivo-sexual, que es al que casi al cien por cien estamos ligadas las mujeres en las producciones audiovisuales. Parece que no podemos pensar en otra cosa que en enamorarnos.
Recogidas algunas pinceladas de las manifestaciones machistas encontradas en el amor romántico heteropatriarcal, podemos aunar algunas ideas. Con prácticas amorosas con esquemas de tinte machista, inevitable dolor y mitos que las caracterizan como todopoderosas, por encima de la razón y producto del "destino", una relación de violencia fácilmente puede estar encubierta por la flaqueza de una batalla perdida contra el ocio capitalista.
¡Y cuántas cosas hemos visto hacer en el nombre del amor! Perdornar lo imperdonable, aguantar lo inaguantable, mentirnos a nosotras mismas...Y es que nadie comenzaría una relación basada en el maltrato si nos adelantaran las consecuencias que estas tienen en la persona que la sufre con imágenes, detalles, en modo película. Entonces, ¿por qué ocurre?
Además de todo lo que anteriormente hemos recopilado, sobre cómo es el amor heteropatriarcal y de los poderosos artilugios que tiene éste para calar dentro de nosotrxs, la violencia de género tiene sus particularidades y éstas, en relación con lo anteriormente expuesto, hacen que sin comerlo ni beberlo las fronteras entre una relación de pareja y una relación de maltrato se vuelvan porosas y que, por estas, progresemos hacia situaciones en las que la violencia en un primer momento hubiera sido impensable y que, más tarde, se convierte en la pesadilla de la que no podemos salir, porque amamos o porque tenemos miedo.




Fíjate bien en esta escalera, es la progresión del maltrato. Y tenemos que saber que ningún acto de violencia es fortutito ni pasa por alguna causa externa a la persona. No nos engañemos...la violencia se ejerce por propia voluntad y responde a la forma en que se manifiesta la ira. La violencia de género es la combinación de esto con las creencias sexistas y, además, la concepción que tenemos sobre cómo tiene que ser una relación de pareja. Por ello, es importante tener claro en todo momento todo este coctel explosivo y plantarle un ojo crítico al amor, a las relaciones, a las películas románticas, a las series de televisión y, por supuesto, a las personas con las que compartimos relaciones amorosas.



jueves, 2 de agosto de 2012

Tres Metros Sobre El Cielo. Con otros ojos...


SINOPSIS: drama romántico entre dos adolescentes que se desarrolla en un contexto donde la violencia entre adolescentes y la violencia de género es normalizada, cuyo mensaje de fondo vuelve a ser la fuerza del amor.
Película protagonizada por el actor Mario Casas (Hache) y la actriz María Valverde (Babi), estrenada en el año 2010, logrando un tremendo éxito entre la adolescencia. Recientemente se ha estrenado "Tengo ganas de ti", la segunda parte. Pero el análisis lo realizaremos por partes, vista la necesidad de que existan otras perspectivas que desbanquen a aquellas críticas que encumbran tal exposición de violencia y machismo, aquellas que la denominan "cine". Y no vamos a analizar la calidad interpretativa de los actores y actrices; ni tampoco criticar la labor de quienes su trabajo depende llenar de galardones este espectáculo de títeres del patriarcado; ni a su público. Sin ganas de ofender a aquellas y aquellos que han encontrado en esta película el "sentido de la vida", que se han emocionado con una "verdadera historia de amor" o que, desgraciadamente, la consideran un "auténtico reflejo" de la sociedad en la que vivimos...deciros que detrás de todo este escenario de representaciones románticas existen otras lecturas, mucho menos agradables, mucho menos que ver morir a uno de los protagonista o sufrir porque la película no finaliza con el triunfo del amor de lxs prontagonistas. Y, si estáis preparadxs para abordar todo este lio que puede partiros los esquemas, deciros chicas y chicos que esto simplemente es ficción. ¡Vaya! No es nada nuevo, ¿verdad? Pero si seguís leyendo estas líneas encontrareis los secretos no contados de la película, la realidad que hay detrás de toda esta ficción.



FICHA DE LXS PROTAGONISTAS









Ella, dulce, enamoradiza, la "chica buena" en casa y en la escuela, sumisa ante las agresiones de él, con actitud angelical y virgen, no solo por los vestidos blancos y remilgados, sino también sexualmente. Es la típica chica pijita cuyas aficiones son: pensar en el amor, arreglarse el pelo...y todos los caracteres adscritos a la feminidad más arquetípica. Asiste a una escuela unicamente de chicas, dónde comparte historia con su amiga Katina. Juntas se enzalzaran en dos violentas historias de amor con dos chicos procedentes de otro mundo muy diferente al que ellas están acostumbradas, un mundo que a simple vista rechazan y desprecian y que, sin darse cuenta, acavan metidas hasta el cuello en él.

 
Él, apodado Hache, según leyendas Hache de Héroe. Se nos presenta un "héroe" metido en jaleos y juicios, que encuentra su identidad a través de la violencia, con una actitud desafiante ante la vida por problemas pasados que van descubriendose a lo largo de la trama. Se presenta como el líder del polígono, corredor de motos en carreras ilegales y con series problemas para controlar su ira, resuelve prácticamente todos sus problemas con la violencia. Conocerá a Babi en otra de las movidas en las que se ven envueltos los chicos del polígono, comenzando una historia de amor tormentosa con ella que, de principio a fin, estará caracterizada por un vaivén de problemas y agresiones, con la fuerza del amor como telón de fondo.


COGE AIRE Y RESPIRA...RESPONDETE A ESTAS CUESTIONES:

¿Estás de acuerdo con el modelo de feminidad que se presenta en la película?
¿Y con el modelo de masculinidad?
¿Es una historia de amor lo que existe entre lxs protagonistas?

Si has respondido que sí a las preguntas...o si has respondido que no...¡continua leyendo!


¿ESTO ES AMOR?

Para situarnos, estamos hablando de una "historia de amor" que comienza con un chico llamando "fea" a voces en la calle a la chica que pretende enamorar. Y no contento con eso, estamos hablando de un chico que comienza una historia de amor agrediendo a la chica a la que pretende enamorar. ¡AGREDIENDO! Sí, sí. Con eso de que estamos expectantes a que surja el amor entre lxs protagonistas, se obvian detalles (que para otras nos suponen actos de violencia explícitos) que la pelicula enmascara de romanticismo. Y quédate con esto, porque en la vida real también pasa.
¿Conoces los micromachismos? Aunque muchxs todavían se resisten a aceptar que en el Siglo en el que vivimos todavía exista machismo, esto es porque en la sociedad en la que vivimos (esta dónde surge la película precisamente) el machismo aparece encubierto y es muy difícil de detectar.
En esta película tenemos un surtidito de todo: machismo (eje central ideológico), amor romántico (atravesado por éste) y violencias explícitas y no tan explícitas. ¿Significa esto que por ver la película eres machista? ¡No! Significa que te estas tragando tanto machismo que cuando salgas del cine o apages tu DVD aquellas cosas que no has detectado con meticulosa crítica puedes llegar a reproducirlas o puedes convertirte en víctima de ellas. Entonces...¡cuidado! Esta película no es solo un drama romántico adolescente, es algo más.

Aquí algunos ejemplos para que te sirvan de guía para la próxima vez que te sientes en el cine para ver un drama romántico:

"Ese día estarás tan loca por mí que harás lo que sea con tal de salvarme" --> loca de amor, porque por amor se hace cualquier cosa, ¿verdad? Nos dice que por amor se miente, roba, pega...Pero ¿y si es él quien se lo hace a ella (y por amor)? ¿También hay que estar dispuesta a salvarlo?

"Dices que soy un bestia y un bruto, y no puedo permitir que alguien así te lleve a casa. Lo hago por tí, eh¡ Mañana te arrepentirás de no haber sido coherente" --> una actitud paternalista (él la cuida, la lleva, la salva, la recoge...) y además chulesca, que presume de salvarla de los peligros, aun siendo un peligro él mismo, utiliza el juego de palabras para confundirla, hasta tal punto que ella es la incoherente, la que no sabe lo que hace. ¿Veis el juego psicológico?

"Ya me he peleado con bastante gente esta noche por tu culpa" --> se trata de un chico que continuamente se mete en peleas, que la violencia es su seña de identidad. Sin embargo, el día que conoce a la chica extrañamente todas las peleas en las que se ha metido son por su culpa. ¿Veis el juego psicológico?

¿QUIÉN ES HACHE EN REALIDAD?

Él tiene una historia, nos dice la película. Toda la violencia, todos los problemas, su forma de actuar...todo eso viene de alguna parte. Y es que este joven con pintas de malote que va por la vida dandose de hostias con todo aquel que se atreve a contradecirle un día fue alguien dulce, estudioso...¿Qué pasó entonces? Pudieron pasar muchas cosas, pero en su historia pasó que su mamá engañó a su papá. Este gran secreto, que solo Babi conoce y que construye en torno al protagonista todo un mito de valiente héroe, defiende lo que es suyo. Profundizo. Este chico no actua como puede actuar una persona normal, resolviendo el conflicto con el diálogo o dejándolo en manos de personas adultas, que al fin y al cabo es a quienes incumbe. Hache, como si un marido furioso se tratara, emprende a golpes con el amante de su mamá. Se construye toda una historia en base a una visión del amor peligrosa y violenta: su mamá es de su papá, si un hombre se atreve a desafiar este vínculo privado su vida puede peligrar (literalmente). Parece de broma, pero es "la realidad" de la historia: nos está diciendo que es normal comportarse así cuando te han pasado cosas tan horribles como esa, que la violencia aparece un día, que no hay nada que la sostenga, por ejemplo, unos esquemas que sostengan que ocurrido un suceso así una persona actua de esta forma.
¿Y quién es Hache entonces? Pues simplemente un joven con serios problemas para controlar su ira. No nos dejemos llevar por historias pasadas ni traumas flaquitos, pues es alguien que por voluntad propia ha decidido ser una persona violenta.

LA CHICA MALA Y LA CHICA BUENA

Mara (Andrea Duro) es la chica que protagoniza la versión de "chica mala" de la historia. En contraposición a Babi, se muestra como una adolescente rebelde, una "poligonera" cuyo estatus ve peligrar con la llegada de Babi a la vida de Hache. Aparece como el rollete con el que Hache disfruta sexualmente cuando a éste le place. Sin embargo, a pesar de ser tratada como un objeto por él, ésta encuentra en Babi la causa de sus frustraciones. Al encontrarse con esta realidad, Mara defiende la relación que estxs comparten afirmando que "la mojigata esta no tiene pinta de abrirse de piernas tan facilmente". El enfrentamiento entre las chicas no tarda en aparecer, resolviendo el conflicto a golpes, representado como "una pelea por amor". Mara es la "chica mala", pero no es mala por ser una "poligonera" o frecuentar las carreras de motos como lo hacen lxs demás, es la "chica mala" porque representa a todas aquellas que cruzan la línea marcada entre el comportamiento sexual de una buena mujer y una mala mujer. Las malas quedarán relegadas a la cama y corren el peligro de ser desechadas en cualquier momento; las buenas son las que disfrutan del romance y, en ningún momento, la sexualidad del chico es puesta en juicio ni se construye su imagen en torno a ella. Se normaliza su comportamiento sexual, se normaliza que sea él quien tome las riendas de lo que pasa al rededor de la vida de las dos chicas.

POR ÉL LO DEJA TODO, HASTA DE SER ELLA MISMA

Nosotras no podemos perder de vista cómo están hechas las relaciones amorosas y cuál es el papel que la sociedad nos reserva en este proceso que se llama "enamorarse". ¿Cómo aprendemos a enamorarnos? Entre otras formas, viendo películas como estas. Una película no apta para menores de 12 años, a mi criterio eso de "ser apta" se le queda grande, pero bueno...Nos está diciendo que un público de 12 o más años puede ver esta película, edad en la que comienzan a tenerse las primeras relaciones afectivas y amorosas. Una persona de 12 años está aprendiendo que enamorarse sucede porque estaba predestinado y, nos dice el protagonista al comienzo "sucede porque tiene que suceder"; que además cuando te enamoras tienes que dejarlo todo, esto se convierte en el centro de tu vida y todo cambia porque estás enamoradx; y que este amor puede con todo: puede con tu familia, con los problemas, con el futuro...En definitiva, todos y cada uno de los mitos del amor romántico y, no os dejéis confundir porque ¡son mitos! Si Hache tuviera que ir a la cárcel iría y ni todo el amor del mundo lo frenaría; y si Hache hubiera fallecido en lugar de su amigo en la carrera de coches, tampoco el amor lo hubiera salvado. Pero claro, el amor romántico es el centro de toda la historia y ésta se mantiene con los mitos. Evidentemente, no hubiera tenido tanto éxito si la pelicula se contradijese en este sentido.

Y AL FINAL SI O SI, TRIUNFA EL AMOR

Ni Hache sigue con Babi ni Katina con Pollo, ni Mara con Hache. Babi con su vecino de arriba y Hache bien solito se queda, por agresor y mala persona, ¡Bravo por Babi! que no continúa una relación con alguien que la ha abofeteado y maltratado. Veamos que ocurre en la segunda parte...¿triunfará el "amor verdadero"?
Y es que en su carita lo podemos ver...¡ella sigue enamorada! A pesar se haber sido apartada de su mundo, a pesar de haber cambiado su personalidad, a pesar de haberla metido en problemas con la justicia...¡ella lo quiere!

¿TODAVÍA SEGUÍS PENSANDO QUE ESO ES AMOR?






CONTINUARÁ....

miércoles, 1 de agosto de 2012

No caigas en chistes fáciles

Para aquellas personas que todavía se resisten a calificar de sexista y discriminatorio el humor que desvaloriza a las personas, argumentando (si se puede llamar argumento...) que "solo es humor...", reflexionar sobre el por qué éste se construye de una determinada forma y no otra no viene nada mal para ir fundamentando sus opiniones en base a principios más productivos, que no descalifiquen, discriminen y muestren una realidad defectuosa e injusta. ¿Qué son los chistes sexistas? Aquellos que subordinan, discriminan y desvalorizan a las personas por razón de sexo, sin ningún otro fundamento que la creencia de la inferioridad de un sexo sobre otro y, por ende, la capacidad y poder de manifestarlo, en este caso, a través del "falso humor".







PRIMERO:AQUELLOS QUE SOSTIENEN EL ORDEN PATRIARCAL ATACANDO LA SEXUALIDAD DE LAS MUJERES. Refiriendose a las mujeres como putas, guarras, fáciles, etc. Jugando con el miedo a ser consideradas como tales, supone otra forma de control sobre nuestros cuerpos.



 

(Vaya, parezco una guarra. Sí y además te has manchado de mostaza)


SEGUNDO: AQUELLOS QUE SE EMPEÑAN A TRAZAR DIFERENCIAS ENTRE MUJERES Y HOMBRES, BASADOS EN ESTEREOTIPOS SEXISTAS. Perjudican a ambos sexos, con el añadido que supone la situación de desventaja de la mujer por discriminaciones previas.


Comunicación no verbal chicas/chicos

(Chicas: comprobar pelo, evaluar piel, juzgar maquillaje, ya he visto esa camiseta, inspeccionar joyas, ¿es moreno natural?, ¿pulseras? ¡por favor!, ¿cinturón de adorno?, admirar teléfono, ¿llaves del coche? ¡guay!, ¿disimula celulitis?, ¿piernas depiladas?, pulsera del tobillo, decidir si los zapatos son bonitos o feos, ¿tejanos nuevos o de segunda mano?
Chicos:............................................................................................................................)

TERCERO: MITOS ABSURDOS. Nos reducen, nos venden un cuento que no es...




CUARTO: AQUELLOS QUE COSIFICAN, REDUCEN A MERO OBJETO, DEVALORIZAN. Donde la mujer es interpretada a partir de su cuerpo físico y social en una parte ínfima de lo que es su persona.



(Mmm...dos tetas, un culo)


 
VENTAJAS DE UNA RISA NO SEXISTA

1. Respetas y te respetas: como persona, colectivo y ciudadana/o
2. Haces partícipe al mundo de tu felicidad: porque no estás discriminando
3. Contribuyes a un mundo más igualitario modificando la cultura que subordina, discrimina y desvaloriza
4. Aparecen nuevas formas de reirte, nuevos chistes: amplias tu horizonte creativo







Violencia Simbólica en las Series de Moda

Resulta fácilmente detectable la gran cantidad de estereotipos sexistas que los medios de comunicación reproducen en la parrilla televisiva y, aunque la industria cinematográfica haya cedido en gran parte el protagonismo al campo publicitario en el desarrollo de los ideales estéticos, la pequeña/gran pantalla y las series de televisión de gran audiencia ocupan un puesto relevante en la actualidad.
Tan solo hay que investigar en términos de índices de audiencia el éxito que tienen algunas series que reúnen todos los estereotipos que en un segundo se puedan ocurrir. Así por ejemplo, la serie de televisión estadounidense Desesperated Housewife (traducido al castellano como "mujeres desesperadas" tiene un índice de audiencia de 41 millones de personas y en 2005 fue la serie de televisión más vista en todo el mundo.

Los índices de audiencia resultan de la ambición empresarial del campo de la televisión y, en definitiva, de la supeditación de este campo al campo económico (Bourdieu, 1997). La pregunta es, ¿por qué vende (o hace audiencia una serie de televisión donde se muestra una realidad cotidiana que ni por asomo se parece a la mayoría de las vidas  de las mujeres occidentales a las que pretender reflejar? ¿Evasión, idealización de modelos tipo de mujer, entretenimiento...?
Como es tendencia, y en ellas hay tendencias, resulta indispensable su análisis para comprender las incoherencias de nuestra sociedad. Y al decir tendencias es que, la estética, la moda y el cuerpo van de la mano en la clave del éxito televisivo y, sobre todo, el amor romántico. Así por ejemplo. otra serie que marcó la década de los '90 (hablando en índices de audiencia y psico-socialmente) y cuya incidencia continúa estando en voga, Sex in the City (traducido al castellano como Sexo en Nueva York) se autodefine como "una serie que aborda el papel de la mujer en la sociedad". Pero...¿qué mujer?
Una mujer neoyorkina, de unos treinta y tantos años, con éxito profesional (en profesiones determinadas: abogadas, escritoras, relaciones públicas...), estética de pasarela y un gusto que se determina como "exquisito" por marcas como Channel, Valentino, etc. Es decir, los ideales estéticos a los que las sociedades occidentales contemporáneas caminan, de la élite hacia las masas.

El estereotipo de "la mujer normal"

En el caso de la serie de televisión Desesperated Housewife, muchas de las horas ocupadas por la retransmisión de la serie han sido dedicadas a definir a la mujer, sus roles, sus gustos...En una ocasión podemos ver cómo se define a "la mujer normal": la cual la encarna una chica joven, de clase alta y ama de casa, cuyas aspiraciones nacen en la cocina mientras complacientemente sirve a los intereses del marido. Y precisamente, esta mujer normal que se empeñan por definirnos las series no representa a la mayoría de nosotras y, es más, supone una violencia simbólica sobre los avances conseguidos y sobre aquellas que, presas del patriarcado, normalizan e interiorizan su situación, definiendola en función de los significados dominantes.

El poder del campo de la moda en el entramado de dominación simbólica

Otro ejemplo práctica para lo que estamos analizando es la serie Gossip Girl, otra serie de gran éxito entre adolescentes y jóvenes, que narra las historias de clase alta de Manhattan, con la moda como telón de fondo.
Afirmar la posición de poder del campo de la moda viene de afirmar el poder del campo televisivo en el que se reproduce y, a su vez, del campo económico que lo hace posible. En este despliegue de relaciones de poder y posesiones de capital, es precio reconocer lo que supone la publicidad de grandes firmas de la moda en su constante aparición en la serie, bandas sonoras de moda del momento, publicidad de lujosos hoteles como el hotel Palace y, en general, todo el mercado que produce e introduce las prácticas de la clase alta, así como sus estrategias de acumulación de capital posteriormente en el mercado de masas.
Esta exposición explícita de poder y elitismo, a través de la moda hacia las masas, pone de manifiesto la existencia de mecanismos de invasión estética de las clases altas hacia las masas, con un eje central, la mujer.
¿Cómo visten las mujeres? No existe diversidad estética, ni ideologías tras éstas; tan solo existe la distinción que otorga el capital plasmado en la firma del atuendo mostrado. Está claro que se trazan las modas, los estilismos, los lenguajes corporales...dominantes.
En esta serie, además, se refleja perfectamente lo que es y lo que no es moda y lo que ocurre cuando tu camino, sea por pertenecer a clases sociales menos favorecidas sea por ideología, no coincide con esta visión de la moda.


 ¿Y qué pasa sino somos así?

Pasa que aparecen las etiquetas, las discriminaciones, las burlas, los desconciertos...Pero también pasa la diferencia, la diversidad, la riqueza, la crítica constructiva.

En conclusión, a partir de una definición de moda como reflejo de la fragmentación e incoherencia de las sociedades actuales las cuales, ante las incertidumbres de nuestro tiempo toman como punto de referencia el consenso al que llegan los medios, es importante incidir en la interpretación de los mensajes que las estructuras de poder del campo económico, televisivo, publicitario y el campo de la moda en interrelación con los mismos, vierten sobre las audiencias, haciéndolas cómplices no solo de las relaciones de poder que en ellas se dan, sino manteniendo en éstas los estereotipos sexistas que el campo de la moda aprovecha en su acumulación de poder y, en definitiva, entorpeciendo el camino hacia la igualdad entre las personas.




Mensajes Feministas Encontrados por la Red

¿Por qué no hacer una recopilación de aquellos mensajes reivindicativos que nos llegan por la red? En un ciber-mundo donde el patriarcado también atraviesa sus prácticas y estructuras, en un mundo donde los medios de comunicación y sus artimañas consumistas se sirven del machismo para su oficio y beneficio... ¡los feminismos actúan, luchan, reivindican, se mueven y se sienten!

Aquí os traigo una serie de imágenes que seguro os resultarán familiares...





Fuera los estereotipos, que limitan nuestro placer...Esta imagen es una crítica clara a la horrible conexión existente entre identidad, prácticas sexuales, sexo y género,  que nos limitan y etiquetan.



Lindas y locas, ¡así nos gustan las "princesas"! Contra la pasividad, la sumisión, la superficialidad, el romanticismo que la industria Disney induce a las más pequeñas y, a las no tan pequeñas.




Esta imagen refleja perfectamente dos cuestiones: el "me", que muchas veces pasa desapercibido, que sutilmente asigna a la mujer las labores domésticas y de cuidados de una forma naturalizada; por otra parte, ¿yo machista? Pregunta: ¿cómo es el machismo del Siglo XXI?




No hacen falta palabras para esta imagen..."Juro que no comprendo una sociedad que juzga..."




Espeluznante imagen pero a la vez muy realista. Si tenéis alguna duda sobre lo que es la trata de personas, esta imagen la representa a la perfección. Se trata de una violación de los derechos de las personas, llamada "la esclavitud del Siglo XXI, que afecta a miles de personas en el mundo, por dos causas: el machismo y el capitalismo.

martes, 31 de julio de 2012

El Mito de la Media Naranja

El modelo romántico que culturalmente se impone en nuestras relaciones afectivo-amorosas especifica cuáles son las características que han de sentirse cuando nos encontramos en ese estado que denominamos de “enamoramiento”. El significado de éste es construido e interiorizado en el seno de nuestra cultura, reproducido por los medios de comunicación y legitimado por las instituciones patriarcales. A pesar de la potencia que alcanzan las justificaciones biológicas que naturalizan este aspecto de nuestra cultura, es fácilmente desmontable desde la teoría social y antropológica, que nos demuestra desde la ciencia cómo amar depende del contexto histórico y cultural-social.
¿Qué sentimos cuando nos enamoramos? Damos un paseo por los foros y estas son las respuestas que nos encontramos:

*    Enamorarse como un motivo para vivir, en felicidad y plenitud.

*     Enamorarse como objetivo vital; dependencia emocional; idealización de la otra persona; sensación mágica, de cuento.
  



*    Enamorarse es estar en las nubes


*    Enamorarse como pérdida de identidad


*    Enamorarse como "sentir mariposas en el estómago" y "sentirse una persona completa"
(Yahoo, http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20070502101124AA1NUDv)
Estos “síntomas” que describen las participantes del foro se corresponden perfectamente con las características del amor romántico que prima en nuestras sociedades. Pero… si el amor es una construcción social-cultural, ¿de dónde salen estos sentimientos?
Un ejemplo que puede ayudarnos a comprender este hecho es “el mito de la media naranja”. Con sus orígenes en los discursos de Aristófanes en el Banquete de Platón, el mito de la media naranja se presentaba como una respuesta de los dioses para controlar a “los hombres”. Siglos después, continúa con fuerza, adaptándose a los tiempos y utilizando nuevas herramientas para su reproducción, calando en nuestra persona tan naturalmente como el deseo de “los hombres” en el mito de Zeus en busca de su otra mitad.



En la actualidad, pensamos el mito de la media naranja como “la creencia de que elegimos a la pareja que de algún modo “tenemos” predestinada y que, en el fondo, es la única elección posible” (DETECTA, 2011). En definitiva, responde a la falsa creencia de la existencia de “un amor verdadero predestinado”.
¿Qué piensa la juventud sobre esto? Veamos.


(DETECTA, 2011)
Datos como estos confirman la persistencia de este mito y, junto con otros mitos, configuran el modelo de amor romántico, uno de los pilares de la violencia machista.

¡¡CUIDADO!!


¿Del amor romántico a la violencia machista?
La violencia machista en la pareja no responde a actos fortuitos que se producen porque sí; son la progresiva respuesta machista de la interiorización de unas determinadas pautas para resolver un conflicto mediante la violencia; ésta es voluntaria y, en ningún caso, producto de agentes externos.
El amor romántico no es la causa de la violencia machista,  ya que es éste, el machismo, quien mata, agrede, maltrata… Sin embargo, se apoya en unos pilares básicos, entre los que destacamos el amor romántico como su principal.
Cuando identificamos el amor con la exclusividad, la dependencia, la propiedad, la pérdida de identidad, la pérdida de control sobre nuestros actos, la idealización, etc. Y nos topamos con la realidad (las personas no somos perfectas y el amor romántico es caduco), ocurre el desengaño y, en ocasiones, también la violencia. Otras tantas, el amor silencia la violencia contra las mujeres, la justifica y la mantiene. Veamos qué opina la juventud de esto.

(DETECTA, 2011)
Quien bien te quiere te hará llorar. Pues yo no pienso de esa manera.
El cine, la televisión o la música son herramientas muy potentes en la reproducción de los mitos del amor romántico. Cuando además el mensaje esconde la violencia de los simbolismos patriarcales o justifica en nombre del amor cualquier acto de maltrato o violencia estamos ante un altavoz del machismo que, sin duda, perjudica el camino hacia la igualdad entre las personas.
Aquí podemos ver algunos mensajes positivos que contribuyen a la erradicación de los mitos del amor romántico, en contraposición  de la cultura dominante patriarcal.
Poemario NUNCA FUI UNA PRINCESA DISNEY. ISABEL SERRATO

Cuento LA CENICIENTA QUE NO QUERÍA COMER PERDICES. NUNILA LÓPEZ SALAMERO Y MYRIAM CAMEROS SIERRA
video

Videoclip POR SER TÚ MUJER. Canteca de Macao


"Las medias naranjas tendrán solo un medio camino"
Miguel Menassa